Académica IBERO realiza estudio sobre obesidad en personas adultas mayores

admin

3 agosto, 2021

La maestra Loredana Tavano Colaizzi, académica investigadora de la Especialidad en Nutrición Gerontológica de la IBERO, enfatizó que en la etapa de envejecimiento el estrés oxidativo deteriora la función cognitiva y funcional en grupos de ancianos obesos.
A nivel mundial, la población que se incrementa más rápido es el de las personas adultas mayores. En 2050, habrá alrededor de 2 mil millones. Por esto, es urgente prevenir problemas relacionados con el estrés oxidativo.
El estrés oxidativo es una situación de salud caracterizada por un desequilibrio bioquímico, se da por la falta de antioxidantes capaces de neutralizar los radicales libres en el cuerpo, lo que causa el deterioro de los tejidos y disminuye la capacidad cognitiva, principalmente, en adultos mayores con obesidad.
La especialista en este tema es la maestra Loredana Tavano Colaizzi, investigadora del Departamento de Salud de la IBERO y experta en la evaluación del estado de nutrición de adultos mayores con Alzheimer, un tipo de demencia relacionada al estrés oxidativo celular.
La profesora, junto a un equipo de expertos de la Universidad Iberoamericana, llegó a estas conclusiones luego de realizar una observación en personas adultas mayores que participan en Casas de Día de la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México.
El trabajo lleva por nombre The consumption of antioxidants protects against cognitive and physical disabilities in aged with obesity y fue publicado en el año 2018 en la revista española Nutrición Hospitalaria.
La maestra Loredana Tavano señaló que en México «hay carencias y excesos», si bien la salud pública ha mejorado, aún coexisten enfermedades que se exacerban. Por un lado, se encuentran casos de desnutrición y, por otro el, exceso de alimentación altamente energética y procesada que contribuye a la aparición del sobrepeso, la obesidad y sus comorbilidades, no sólo en personas adultas mayores sino también en niños.
Las personas adultas mayores requieren de cuidados especiales. Si se cambia su entorno mejorará su salud física y mental. Otro problema que la maestra ha observado es el rechazo a este grupo de personas, «actitudes que debemos cambiar como sociedad».
Recomendaciones y propuestas para evitar el estrés oxidativo
De acuerdo con un estudio publicado por la revista Lancet, para el año 2050, «el consumo mundial de frutas, vegetales, nueces, semillas y legumbres deberá duplicarse, y el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%. Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere una buena salud y beneficios ambientales«, afirmó el Dr. Walter Willet de la Universidad de Harvard. Se requiere un cambio radical en el sistema alimentario global.
En este tenor, las deficiencias de nutrimentos promueven una respuesta inmunológica baja. Se ha observado que las personas adultas mayores en México con dieta variada y completa tienen menos problemas de movilidad y cognición. Las personas adultas mayores deben hacer algún tipo de actividad física, no necesariamente un deporte, pero sí deben moverse sin lastimar su salud ósea y vascular.
Las instancias de salud a nivel local, estatal y federal deberían generar mejores campañas de promoción de la salud y replantearse el concepto de personas adultas mayores. Las personas mayores de 60 años tienen características diferentes a las personas mayores de 80. Cada etapa de la vida requiere de atenciones diferenciadas. «Una es la edad cronológica y otra la edad cronológica con alguna enfermedad«, refirió la Mtra. Loredana Tavano.
La maestra en Políticas Públicas por la IBERO pide a la población que no crea todo lo que se dice de los productos alimenticios de moda y los productos milagro que «aseguran» ofrecer antioxidantes. La profesora recalcó que los nutrimentos se obtienen principalmente de los alimentos y no de pastillas o gotas.
Lo que sí él recomendó fue revisar el Plato del Bien Comer de la Norma Oficial Mexicana 043 para tener una dieta saludable, así como guiarse por la Dieta de la Milpa, y la dieta planetaria que se caracteriza por un mayor consumo de verduras y frutas, y menos consumo de alimentos de origen animal y productos alimenticios añadidos con grandes cantidades de azúcar.
  • Notas relacionadas:
Brenda Macías/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219