Para quien sabe elegir, no hay competencia.